Seleccionar página

“Las Madres del Agua son movidas por la Madre Naturaleza”

Maria Dalva Pires Belfort es quilombola de Santa Rosa dos Pretos, Itapecuru-Mirim, Maranhão. Ella sabe por su ascendencia africana y su profunda relación con la tierra que el territorio quilombola donde vive tiene un dueño. Son los seres espirituales Encantados que viven en los bosques y aguas de Santa Rosa, protegiéndolos y permitiéndo a las y los quilombolas disfrutarlos con respeto.

Una de las Encantadas del território es la Madre Del Agua, o varias Madres Del Agua, que viven en los arroyos, asegurando su limpieza, abundancia de agua, peces y vida para las y los quilombolas.

La transnacional Vale S.A. destruyó uno de los principales arroyos de Santa Rosa dos Pretos, el Igarapé Grande, que tenía fama de nunca secarse y que ha alimentado a muchas personas durante siglos. Cuando rompió el quilombo con las vías del ferrocarril Carajás, la compañía bloqueó el Igarapé Grande con cemento, prácticamente secándolo.

En este audio, Maria Dalva explica las consecuencias de la violencia practicada por la compañía, especialmente para los Encantados, que son los verdaderos dueños de la tierra, de los bosques y del agua.

La quilombola Maria Dalva Pires Belfort observa el igarape cementado por la transnacional minera Vale. Foto: Andressa Zumpano